felix sanchidrian director fmichelin

'Ayudamos a las PYMES a crecer, creando empleo’. Es el lema con el que la Fundación Michelin Desarrollo (FMD) demuestra día a día, desde su creación en el año 2003, su compromiso para que las pequeñas y medianas empresas y los autónomos desarrollen un proyecto de negocio y de creación de empleo. En el caso del apoyo y colaboración de la FMD con Red Talento Empleo-Autónomo en Prácticas los proyectos que surgen de esta iniciativa pionera -en la que los propios autónomos son los que forman a futuros emprendedores- pueden optar a una subvención de 1.000 euros a fondo perdido, por puesto de trabajo creado.

Con el fin de contribuir al desarrollo económico de las zonas de España en las que Michelin tiene centros de producción como Guipúzcoa y Álava (en el País Vasco) y Valladolid y Aranda de Duero (en Castilla y León) este plan se enmarca en un programa europeo que nació en el año 1990 con la intención de estrechar la colaboración con los agentes locales de desarrollo económico y apoyo a empresas creadoras de empleo duradero. El director de la Fundación Michelin Desarrollo, Félix J. Sanchidrián, detalla a continuación algunos de los objetivos marcados en el convenio de colaboración establecido entre la FMD y Red Talento Empleo.

-¿Cómo valora la iniciativa Red Talento Empleo y los cursos ‘Autónomo en Prácticas’?

-Es una iniciativa que nos permite llegar al pequeño emprendedor, a la persona que tiene necesidad de crear su propia empresa y, en este sentido, es un segmento de población que nos parece muy interesante y al que queremos también ayudar. Nuestro programa normalmente va dirigido a las pequeñas y medianas empresas pero en este caso descendemos un nivel más y vamos directamente al autónomo, al emprendedor, a la persona que genera su propio empleo y que creemos que es muy importante sobre todo en las poblaciones donde es más difícil encontrar medianas empresas para encontrar un empleo por cuenta ajena.

-¿Qué es lo que llamó la atención de la Fundación Michelin Desarrollo para apoyar e implicarse al máximo con el proyecto Red Talento Empleo?

-Sobre todo el que hay un acompañamiento al proyecto, es decir, no dejamos al emprendedor que genere su propia iniciativa y se quede solo sino que hay un proceso de preparación del proyecto, de acompañamiento del proyecto y un proceso posterior de ver cómo se desarrolla. Creemos que eso es un valor añadido importante. Dar una ayuda a una empresa que se genera sin analizar bien su contenido, sin analizar cómo se ha desarrollado o como está evaluado su plan de negocio nos parece que es menos acertado. Además la idea de Red Talento es que en un territorio como Castilla y León sea una manera de ayudar a fijar población porque la despoblación en los municipios pequeños es cada día mayor y que los jóvenes y no tan jóvenes encuentren una oportunidad de crear su propio negocio o medio de sustento en su propio pueblo creo que es un tema prioritario.

-En los últimos meses del año 2014, del medio centenar de alumnos emprendedores que se han formado en los cursos de Red Talento Empleo realizados en varias localidades de la provincia de Valladolid más del 60% han emprendido su propio negocio en el medio rural, ¿qué valoración hace de este balance?

-Es una tasa de éxito muy alta. Eso demuestra que como consecuencia en buena parte de la situación económica actual las iniciativas de autoempleo están teniendo su fruto porque las personas piensan en qué pueden hacer para buscar su propio trabajo. Ojalá esto sea el germen, desde luego, de futuras empresas con un volumen de negocio un poco mayor.

P1180311

-¿Qué consejos da a los nuevos emprendedores que han puesto en marcha su idea emprendedora a través del curso ‘Autónomo en Prácticas’ desde su inicio en el año 2012?

-Hay dos cosas que son fundamentales. Lo primero es creerse el proyecto porque eso es la clave. Y lo segundo es que para que el proyecto sea creíble tiene que estar basado en fundamentos sólidos con un buen plan de negocio y un análisis cierto de lo que uno se puede encontrar en la realidad. Y a partir de ahí, creer en ello. Hacer cuentas sobre bases que no tienen un cimiento sólido o no imaginar lo difícil que puede ser es cerrar los ojos a la realidad. También hay que pensar que los proyectos tienen derecho a fracasar, algunas veces a pesar de que todo lo hacemos bien y pensamos que todo va a salir bien pues el proyecto no sale adelante, pero eso es un paso más en la vida.

-¿Qué retos se plantea la Fundación Michelin Desarrollo en cuanto al apoyo al autónomo y las pequeñas y medianas empresas?

-En los diez años de trayectoria que llevamos en la Fundación hemos contribuido a la creación de más de 3.000 empleos. En la actualidad nuestros objetivos globalmente sitúan alrededor de los doscientos empleos anuales; el año pasado (2014) cerramos con 248. Y dentro de ese colectivo evidentemente, tanto en Valladolid como en la zona de Aranda de Duero, nuestro compromiso con el emprendimiento y con estos programas va a continuar siendo así. Y no solo en territorio nacional sino también en Europa.

No hay comentarios

Agregar comentario